La luna se va de paseo

Todavía no eran las diez y cinco de la noche del 14 de julio de 2010 cuando, al asomarme a la terraza, ví la luna creciente, muy pequeña, en el cielo del oeste aún claro.

Muy poco pasadas las diez y media, justo antes de empezar a cenar, volví a salir a la terraza para ver cómo la luna se descolgaba sobre la ciudad.

La noche siguiente, la del 15 de julio, instalé la cámara en el trípode, monté el viejo objetivo analógico de 135 mm comprado en 1982, lo enfoqué manualmente a infinito, y estuve haciendo fotos de la luna durante 18 minutos, entre las 23:27 y las 23:45, el tiempo que tardó en “acercarse” a la catedral, “rodearla” y perderse detrás del horizonte. A pesar del calor que había hecho durante el día, al final hacía un fresquito estupendo.

Anuncios

4 Respuestas a “La luna se va de paseo

  1. Es hermoso darse cuenta que pese a la distancia aquí se ve la misma luna que un ratito después juega con la torre de la catedral de Segovia…….

    Besos desde el Sur

  2. Las noches segovianas son de las cosas más agradables del verano, y desde la terraza aún mejores.

  3. Hay que ver el juego que le sacas a esa la tu terraza. Supongo que esa actividad frenética de fotógrafo está acompañada de cena fría.

  4. Es genial el seguimiento que le hiciste a la luna aquella noche. Agazapado en la terraza mirando a través de la pantallita de la cámara, como si se tratara de un enamorado mirando a través de sus prismáticos el ritual de su enamorada antes de irse a dormir!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s