La pareja de Norreport

Llevo más de media hora en Norreport esperando el autobús 94 N para ir a la zona de Ryparken. Llueve intermitentemente.  Finalmente, parece que los domingos no hay servicio, así que busco un bar abierto para ir al servicio y cambiar para tener monedas para la máquina de billetes e ir en tren.

Estación de Grøndal

Entro en una “Bodega” y pido una cerveza tostada, asintiendo sin fijarme en el tamaño de la copa que me enseña el camarero. A la vuelta del servicio descubro que la capacidad de la copita es de 600 mililitros. El local es de estilo inglés: techos bajos, maderas oscuras, cierto tono rancio, buena cerveza,… Tras marcharse una pareja mayor al poco de sentarme, los únicos clientes somos otra pareja y yo.

Pareja y personaje solitario

Estamos enfrentados, separados sólo por una especie de celosía de barras verticales entre las que nos vemos. La mujer, de rasgos orientales mestizos, es guapísima y tiene unas preciosas manos; el hombre, no mucho más joven que yo, es un tipo sórdido que no dice nada y mira al vacío con cara de hastío vital. Ella no le va a la zaga en la actitud de aburrimiento mortal y silencioso pero, en un momento dado, saca una cámara compacta del bolso y le enseña a él unas fotos. No intercambian más que algún monosílabo, ella guarda la cámara y vuelven a la sensación de total infelicidad.

Suena el teléfono de él y habla, no con entusiasmo, pero habla. Incluso, al colgar, le murmura a ella algunas frases. Llevan anillo de casados, así que en algún momento han tenido que ser felices. Hoy parece que no lleven una vida muy apasionante pero ¿quién sabe? quizás sólo tengan un día malo, una mala tarde.

Él parece cansado y hasta triste. Se frota los ojos y la cara entera cada poco rato, pero nunca la mira, ya lo hago yo por él. Tras ir al servicio, y mientras él hace lo propio, se pinta, coqueta, los labios, se mete en la boca un chicle y se pone un gorrito de lana. Cuando su marido sale, se marchan a su vida, cualquiera que sea.

Mientras, yo apuro mi cerveza pensando en cuando pasará el siguiente tren en dirección a Ryparken. Afuera ha dejado de llover.

Estación central

Anuncios

2 Respuestas a “La pareja de Norreport

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s