Concierto de Chano Domínguez y Niño Josele

Ayer, 25 de abril (25 de abril sempre!), Chano Domínguez y Niño Josele ofrecieron un precioso concierto en Segovia ante una lamentable e inexplicablemente escasa audiencia, eso sí, entusiasta y agradecida. Mabel, Antonio y yo estábamos entre ese puñado de afortunados, Además, habiendo comprado las entradas con mucha antelación, teníamos unas fantásticas localidades en el centro de la primera fila ya que, como es obvio, quería hacerles fotos (y había preguntado previamente por la posibilidad de hacerlo).

A pesar de ser tremendamente pudoroso a la hora de disparar, y hacerlo cuando la intensidad sonora de la música es mayor, cuando al hacer el segundo disparo del concierto (ya en el cuarto tema), mi vecina de la derecha comenzó a resoplar y removerse, mucho más molesta por el seco ruido del movimiento del espejo de la cámara que por la charla casi continua de los dos individuos sentados en el extremo de la fila, decidí que debía dejar de hacer fotos o moverme donde no molestara a nadie. Afortunadamente, tras la primera foto de tanteo, esa segunda de Niño Josele fue buena.

Quizás la única ventaja de que el teatro estuviera medio vacío fue que, tras salir del patio de butacas durante los aplausos de ese cuarto tema y hablar con el encargado, me enseñó desde donde podía hacer fotos tranquilamente, moviéndome entre los palcos vacíos sin dar la tabarra. No era el ángulo que pretendía, pero estuvo muy bien a pesar de que a Chano Domínguez, como pasa habitualmente con los pianistas, no es fácil verle la cara…

a no ser que el fotógrafo esté en el lado correcto, o que el pianista la enseñe al saludar.

El concierto, que a mí se me hizo cortísimo, fue francamente estupendo y, a excepción de un tema de cada uno que interpretó el otro en solitario, la coordinación y complicidad fueron absolutas.

Interpretaron, entre otros, los temas de su último disco, Chano & Josele, que es francamente recomendable, y nos hicieron vivir hora y media de armonía y buen gusto.

A pesar de ser solo dos, llenaron el aparentemente semivacío escenario

y parece que también disfrutaron con la entrega del escaso público.

Al salir a la plaza, la catedral, todavía iluminada, llena el familiar espacio

y, mientras bajamos andando a casa por la coloquialmente denominada calle real, otro tipo de armonía sale a nuestro encuentro

y hasta parece que Juan Bravo, desde su pedestal, agita la bandera comunera saludando a los artistas, también ellos luchadores por la libertad.

Anuncios

2 Respuestas a “Concierto de Chano Domínguez y Niño Josele

  1. Me gustaron mucho las fotos. Me impactó la catedral.
    Gracias por compartir con nosotros.
    Abrazos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s