Encuentro improbable en el buzón de correos

Hace unos días, al llegar a casa después del trabajo, abrí el buzón como siempre. Sin embargo, en esa ocasión, junto a alguna notificación más o menos irrelevante (al menos, nos hemos librado de las cartas del banco, todo se hace on line), había un par de cosas diferentes.

La primera, el ejemplar de junio de la revista de National Geographic, a la que estoy suscrito desde 1982, y cuya llegada siempre recibo con alegría. La segunda, un pasquín anunciando algunos eventos a celebrarse con motivo de las fiestas de Segovia, destacando por encima de todo la “gran corrida de toros” que tendrá lugar el próximo domingo 28 de junio.

No negaré que se trata de una antigua tradición, pero se me ocurren unas cuantas, con tanta o más solera que las corridas de toros, de las que la humanidad se va librando poco a poco, no sin grandes esfuerzos y, a veces, no sin grandes luchas.

En el reverso del sobre conteniendo el ejemplar de junio de la revista de National Geographic, aparentemente como publicidad de la ciudad sudafricana de Durban (¿quizás porque en septiembre se celebrará allí el congreso forestal mundial, organizado por la FAO?), aparecían citadas unas palabras de Gandhi, residente en Durban entre 1893 y 1914: “La grandeza de una nación y su progreso moral pueden juzgarse por la manera en la que son tratados sus animales“.

Tampoco discutiré que hay otras formas de medir la grandeza de una nación y su progreso moral, pero la nombrada por aquel gran hombre me parece impecable, y todavía válida casi un siglo más tarde.

Evidentemente, la coincidencia de ambos mensajes en el buzón de correos de casa fue casual, pero a veces las casualidades proporcionan un buen motivo de reflexión.

Anuncios

7 Respuestas a “Encuentro improbable en el buzón de correos

  1. Me encanta esa frase de Gandhi, me hace reflexionar mucho, me agrada que les prestes atención a estas cosas y al hecho de la causalidad. Porque nada es casualidad.
    Besos!

  2. Casualidad o no, ayer mismo planteábamos ese mismo tema en casa, tras visionar unas terribles imágenes de maltrato/matanza de perros en China, o del toro de la L’Ampolla (Tarragona). Ampararse en la tradición para justificar el sufrimiento de otro ser vivo…
    Esa frase de Ghandi se antoja más vigente que nunca.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s