San Sebastián: retratos de verano 2. Más cerca del agua.

Pego a continuación el breve texto introductorio que aparece en la primera parte de la publicación, para quien solamente vea esta segunda.

A primeros de este mes de julio, empezamos la primera parte de las vacaciones de verano pasando un día en San Sebastián. Y, además de las obligadas panorámicas de la Concha, el puerto, etc. me dediqué a hacer fotos de la gente que íbamos viendo en nuestros paseos, sin importarme ni saber si eran donostiarras, inmigrantes o turistas, solamente personas.

Todas están hechas con el objetivo de 50 milímetros así que, salvo en las que están hechas desde bastante lejos (que más que retratos son “paisaje con figuras”), utilicé una “técnica mixta” entre el disimulo y el absoluto descaro, aprovechando mi aspecto de respetable señor mayor, aparentemente poco sospechoso. A veces, si veía modelos potenciales caminando en la dirección adecuada, simplemente me echaba la cámara a la cara y esperaba a que entraran en el campo de visión para disparar, permaneciendo así un rato después de alejarse, como si la cosa no fuera con ellos. En  casi todas las ocasiones hubo una única toma.

En muchas de ellas quiero creer que se refleja el espíritu relajado de las vacaciones, la alegría de estar con los amigos o con los amores, la aventura de estar quizás por primera vez sin los padres o de empezar a practicar un deporte; en otras, la nostalgia de la lejana patria… En todas, las ganas de vivir en paz, con los medios suficientes para hacerlo. Mi agradecimiento y cariño a todos los modelos involuntarios, a los que he querido tratar y retratar con respeto, mostrando la maravillosa diversidad de nuestra especie en la que, al parecer, cabe de todo.

Son muchos los usos que se hacen de la playa: hay quien se acerca a ella simplemente a mirar y llenarse los ojos de mar,

hay quien vuelve a casa después de una jornada de baño.

alguno, como si estuviera a punto de salir volando.

Muchas otras personas se dedican a jugar, la mayoría con una pelota,

otros mucho más sedentarios,

y otros haciendo ejercicios acrobáticos que los amigos ni se atreven a mirar.

También hay quienes aprovechan para aprender ese deporte que les llama la atención,

y quienes se entrenan para ser mejores en ese otro que llevan en la sangre.

Aunque hay que reconocer que uno de los usos favoritos de la playa para mucha gente, sobre todo en las tardes lluviosas y templadas de verano, es el paseo por la arena, más o menos mojada o cubierta por el agua cuando sube la marea.

Y a quien la usa para buscar a los amigos, momentáneamente perdidos pero a quienes, a buen seguro, encontrará cuando la arena encuentre al agua.

¡Qué bueno es estar cerca del mar!

 

 

Anuncios

3 Respuestas a “San Sebastián: retratos de verano 2. Más cerca del agua.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s